El color en la oficina, un aspecto clave que no puedes pasar por alto

 
El color es una de las variantes que no debemos tomarnos a la ligera cuando diseñamos un espacio de oficina; pues es en el color donde transmitimos mucho sobre la identidad de marca de una empresa, y es este mismo el que nos ayuda a generar un impacto visual positivo sobre las personas que lo perciben, nuestros colaboradores y clientes.

En este artículo vamos a ver temas relacionados con la psicología del color en la oficina, cómo lo perciben las personas y algunos consejos para aplicar los colores a las diferentes áreas al interior de la empresa.

color en la oficina

El alcance del color en la oficina

Los colores seleccionados y sus diferentes tonos, aplicados a un entorno de trabajo, tienen la capacidad de influir en diferentes campos de la actividad laboral diaria: desde la productividad de los trabajadores, el bienestar, y uno de los factores más importantes, su estado anímico.

Diseñar un lugar de trabajo significa trabajar en estrecha colaboración con el cliente para definir el diseño de su nuevo espacio; y parte de ello involucra considerar puntualmente los colores que se deben utilizar al momento de hacer el diseño. Por lo general como punto de partida se toma la paleta de colores de la marca, pero debemos definir el alcance de la paleta dentro del espacio, dónde usarla y por qué.

color en la oficina

Un error común que podemos ver en algunas empresas, es que enfocan su paleta solo en los colores del logo, y esto puede representar una limitante a la hora de querer transmitir la esencia de la marca, principalmente en paletas que están compuestas por uno o dos colores, ya que estos no dan mucha libertad de combinación y en la mayoría de los casos pueden generar sensaciones de cansancio y monotonía.

Como consejo practico para aumentar el alcance de tu paleta de colores, recomendamos enfocarse en aquellos aspectos de la empresa que quieres transmitir, tanto en los empleados como al público en general. Nos referimos a los valores, políticas de servicio y demás aspectos que hacen tu empresa única. Piensa por un instante como puedes usar el color para representar todos esos aspectos, así podrás tener un poco más de dinamismo en tu paleta de colores y crearás espacios que evoquen con más fuerza la esencia de tu compañía.

Recordemos que el color puede aplicarse en paredes, mobiliario y accesorios, así podemos mezclar la paleta de colores del logo con otro tonos neutros, que nos ayuden a crear espacios más armoniosos. Es decir, si tenemos un logo verde y azul, podemos utilizar estos colores dando algunos toques en el mobiliario, como percheros o pedestales de escritorios, y pintar las parees de grises para crear un espacio de concentración y tranquilidad

color en la oficina

Como puedes ver, el color en la oficina se puede aplicar de muchas formas y con diferentes variantes, a continuación te daremos algunas ideas que puedes seguir para hacer uso del color.

El azul es un color muy popular para reflejar y promover la productividad; y se usa principalmente en espacios amplios.

El amarillo representa alegría y es visto como un color optimista; puede generar mayores niveles de creatividad y lo vemos principalmente es espacios de trabajo creativo y colaborativo.

El color verde tiene efectos calmantes y de descanso visual; es ideal si quieres transmitir la esencia de una empresa comprometida con el medio ambiente, peor ojo, no abuses de él.

El blanco transmite paz y puede hacer que los espacios se vean más grandes, pero esto no significa que todo deba ser blanco, úsalo con moderación.

Hoy en día, los espacios de trabajo deben esforzarse por reflejar algo más que un logo o símbolo, y pasar a personificar la empresa y sus valores, convirtiéndose en una herramienta de marca estratégica.

El color en la oficina como estímulo psicológico

Algunas estadísticas dicen que las oficinas que usan de forma excesiva colores como el gris, beige o blanco, llevaron a los empleados a mostrar estímulos de tristeza y depresión, particularmente en las mujeres. En el caso de los hombres se evidenciaron emociones similares cuando se hace uso de morados y naranjas.

Es importante señalar que los individuos reaccionamos de forma diferente ante los estímulos visuales, sus variantes de color, aplicación y uso. Por lo que debemos ser más estratégicos al momento de seleccionar el color en la oficina.

Por otro lado, los profesionales en diseño tienen claro que hay colores que pueden ayudar positivamente a la felicidad, productividad e incluso salud física en la oficina. Sin embargo, no se trata de aplicar una capa de pintura y esperar que mágicamente se alcancen los objetivos. Debemos observar y comprender la relación entre los diferentes factores como lo son: la iluminación, texturas, mobiliario y también la cultura al interior de la empresa, para crear un equilibrio adecuado y diseñar espacios que representen la identidad de la marca pero que ante todo sean cómodos y productivos para los empleados de la empresa.