¿Por qué deberías preocuparte por tener una buena higiene postural?

 
Sabemos que la higiene postural hace referencia a la posición adecuada del cuerpo para evitar lesiones futuras o inmediatas, esto hace que tu salud este ligada a una buena higiene postural, ya que las actividades cotidianas nos exigen realizar diferentes tipos de esfuerzos y movimientos, y con ello adoptar varias posiciones mientras realizamos cada una de esas actividades.

Pero… ¿Cómo saber si estás manejando una buena higiene postural mientras trabajas?

higiene posturalLo más importante es analizar tu entorno y examinar las condiciones en las que trabajas, es decir, conocer las características indispensables para laborar en las mejores condiciones tales como: Iluminación, ventilación, puestos de trabajo, entre otras.

Luego puedes hacer un auto análisis sobre las actividades que realizas, determinar cuál es la posición que adoptas para ejecutar esas tareas y tomar correcciones si es necesario.

Si luego de hacer tu auto análisis notaste que tu postura no es la adecuada para algunas de las actividades que realizas y no sabes que acciones tomar para mejorar tu higiene postural, ¡no te preocupes!, porque a continuación te daremos algunos consejos que te ayudaran a tener una mejor postura mientras trabajas.

También te puede interesar nuestro artículo… ¿Te gustaría mejorar tu salud en el trabajo?

Como primer aspecto debes mantenerte activo, y más aún si tu trabajo te exige permanecer sentado. Lo ideal es cada 50 minutos levantarse, hacer ejercicios de estiramiento y caminar durante 5 minutos. Esto le permitirá a los músculos de tu cuerpo reponerse luego de haber permanecido en una misma posición durante un tiempo prolongado.

Otra de las medidas y no menos importante es contar con una silla ergonómica y ajustarla en los grados y alturas ideales para mantener una postura adecuada.

higiene posturalUna buena silla ergonómica debe asegurar que las rodillas estén a nivel de la cadera formando un ángulo de 90° donde te permita tener los pies apoyados completamente sobre el piso. Respecto a la espalda se recomienda usar una silla con apoyo lumbar o que por lo menos el espaldar se adapte a las curvaturas naturales de la columna vertebral.

También te puede interesar nuestro artículo… Conoce las cualidades de una buena silla ergonómica para oficina

Para finalizar, mantén a una distancia prudente los objetos del escritorio, por ejemplo: entre tu cuerpo y la pantalla del computador debe haber 45 cm aproximadamente; el teléfono debe estar a la mano para no realizar estiramientos excesivos o innecesarios al momento de usarlo, de igual forma tus codos deben mantenerse apoyados sobre la superficie de trabajo.

Tal vez te preguntarás ¿Qué beneficios puedo obtener al adoptar una buena higiene postural?
Los beneficios son muchos, aquí te mencionamos algunos de ellos.

  • Optimizas tu productividad.
  • Evitas lesiones y molestias físicas, mejorando tu salud.
  • Reduces el estrés.

En conclusión, adoptando una buena higiene postural en tu vida cotidiana y laboral, y aprendiendo a realizar las diferentes actividades de una forma adecuada, estarás evitando lesiones que con el tiempo podrían ser temporales. Si por el contrario, ya padeces de molestias en alguna parte del cuerpo producto de una mala higiene postural al realizar tus labores, ¡no te preocupes! Ya que los consejos anteriormente mencionados te servirán para una re-educación postural, pero requerirá un poco más de atención y tiempo.

Si te gustó nuestro artículo y te fue de útil para ayudarte a mejorar tu higiene postural, dale me gusta, compártelo con tus amigos y ayúdalos a ellos a tener una mejor salud en el trabajo.