Como elegir tu lugar de trabajo ideal

 
Cuando hablamos de la oficina el tema del mobiliario es probablemente uno de los puntos más importantes al momento de tomar la decisión sobre nuestro lugar de trabajo apropiado, y sin una buena asesoría, podríamos equivocarnos en su elección. Con el fin de que a tí no te pase, te daremos algunas pautas para que tomes la mejor decisión y no te arrepientas de la compra ni el diseño que elijas.

Si el escritorio que vas a elegir para tu lugar de trabajo es personal, es decir, no es para una empresa en general, sino para tu propia oficina, debes comenzar por conocer muy bien tu cuerpo. ¿Y por qué el cuerpo? Porque hay detalles que son fundamentales para que el escritorio no solo sea práctico sino también ergonómico. Tu estatura determinará la altura de la superficie de trabajo. En el mercado los escritorios tienen una altura estándar, pero si eres una persona muy alta, deberás pensar en adquirir un escritorio “personalizado”, dado a que si no eliges uno que se adapte a tu estatura te será difícil poder sentirte cómodo cuando estés trabajando. Tu peso también es necesario saberlo, sobre todo para la elección de la silla que vas a utilizar. Si tienes alguna enfermedad o impedimento como dolores de espalda, de brazos, de pies o de cuello, debes pensar en un escritorio que reduzca al máximo las posibilidades de que estos dolores aumenten; Una buena silla ergonómica que se adapte a tu peso, estatura y que cuente con apoyo lumbar es la ideal para tu lugar de trabajo. También te puedes ayudar de accesorios como descansa pies, apoya brazos, porta teclados, etc.

Por otro lado, el tamaño del escritorio es muy importante y definirá en cierta medida el diseño de tu lugar de trabajo y el costo del mismo. Debes tener en cuenta el espacio disponible para su ubicación, las funciones que vas a cumplir en él; Si necesitas superficies de trabajo espaciosas para documentos, papeles de grandes dimensiones, archivo, teléfonos, etc.; O si por el contrario, solo necesitas el espacio para un portátil y una agenda. Identifica bien cuales van hacer las principales tareas que vas a realizar en tu lugar de trabajo, y en base a ello podrás tomar una decisión más acertada sobre el tamaño del escritorio y el espacio que necesitas para ubicarlo.

lugar de trabajo

También puede interesarte:  ¡SÍ! es posible tener tu oficina en casa.

Por último, y sin ser el detalle menos importante, es el diseño. Nada más satisfactorio que comprar algo que cumpla con las funciones que necesitamos pero que, además, te guste. Clásico, Moderno, Minimalista, Innovador; Hay muchos diseños que puedes encontrar y que harán ver tu lugar de trabajo agradable y te ayudará a aumentar tu productividad. El diseño del escritorio también determinará la vida útil del mismo durante el tiempo. El mercado tiene muchas ofertas, pero quizás por calidad y acabados no te duren lo mismo que otros. Es importante siempre pensar en la relación Costos-Beneficio-Durabilidad. Un consejo que puedes seguir para elegir el diseño de tu escritorio es fijarte en las cosas que ya tienes en tu casa como closets, repisas y demás, son una buena guía para definir un diseño que tenga coherencia y vaya acorde con lo que tienes. O si en definitiva lo que deseas es algo totalmente diferente, puedes darle rienda suelta a tu imaginación  y buscar un diseño que se ajuste a tu necesidad o bien puedes mandar a diseñar tu propio escritorio personalizado.

También puede interesarte: ¿Sabías que ya puedes armar tus propios muebles sin ser un experto?

Los elementos anteriores son solo algunos detalles que debes tener muy presente para elegir tu oficina ideal, sin embargo, es muy importante contar con una asesoría completa de personas especializadas en el tema. Líneas y Diseños tiene asesores que podrán ayudarte y satisfacer todas tus necesidades.